Cocinas con vistas a la piscina.

 

¿Quién no ha querido preparar unos deliciosos platos mientras su familia y amigos están jugando en el jardín y bañándose en la piscina? Eso es lo que pensaron nuestros clientes al proponernos formar parte de este proyecto apasionante y hermoso de convertir una porche exterior del jardín en una cocina ideal para todo tipo de situaciones.

Sin perder detalle de todo lo importante en la cocina, los clientes buscaban un espacio abierto donde poder moverse y trabajar de una forma cómoda en la cocina. También creímos oportuno y necesario utilizar al máximo la luz natural que entra del jardín, utilizando para ello unas puertas-cristalera correderas dotando así de más metros útiles a la cocina.

 

Cuidando los detalles de almacenamiento es como se ahorra al máximo el espacio en la cocina. Una gama de muebles de cocina blancos de la nueva colección permiten a nuestros clientes guardar, almacenar y tener ordenada la cocina a su gusto con un acceso al fregadero, cocina y electrodomésticos muy cómodo.

 

Los electrodomésticos de la cocina forman parte de la integración de la misma, encajando perfectamente en la decoración y la usabilidad de la cocina. Siendo conscientes del uso que se le va a dar y creando un flujo de trabajo en la cocina óptimo y para todos los públicos, donde los más pequeños pueden sentirse un colaborador más de la cocina.

Por último, nos encantaría destacar la increible ilustración que nuestros clientes eligieron para las paredes de la cocina, captando totalmente la esencia del proyecto, entendiendo que el interiorismo, la decoración y la usabilidad cuando van de la mano se convierte en un arte. Un arte que nos apasiona y nos mueve a seguir creciendo y creando hogares gracias a la confianza de nuestros clientes.